NUESTRO COLEGIO

COLEGIO JOSEFA ORTÍZ DE DOMÍNGUEZ

CONOCE NUESTRA HISTORIA!

La fundación de la casa de Nuestra Señora del Refugio de Acámbaro, Gto. Fue realizada a solicitud de los Reverendos padres Franciscanos siendo El padre fray Domingo Reséndiz el padre provincial quien en la carta dice que su intención es que las personas de la católica ciudad de Acámbaro y sobre todo las mujeres sean educadas para salir de la pobreza y la ignorancia por lo que pide la fundación para impartir la educación e instrucción cristiana a la niñez y sobre todo a las niñas, por ser la mujer el mejor medio de regenerar la sociedad de sus tiempos.

El padre provincial obtuvo el permiso del gobierno eclesiástico así como todos los trámites necesarios para la fundación. La madre general de las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Purísima Concepción, hoy Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción, M. Humilde Patlán, fue convencida de darle personal completo para establecer un Colegio. Cuando el Colegio fue fundado, viendo la gran necesidad y pobreza, prestó sus servicios completamente gratuitos.

El día 30 de diciembre a las 4:30 p.m. llegaron a la ciudad de Acámbaro donde el padre Fidel Vázquez Soto las esperaba para trasladarlas a la casa destinada para la fundación en la Av. Juárez número 30. El día 02 se empezó a matricular 141 alumnas. La primera directora fue la madre Bienvenida Meléndez había tantos alumnos, que fue necesario dividir los grupos.

El 12 de febrero se declaró la persecución religiosa y al ser tan peligroso seguir viviendo en ese domicilio, ya que tanto la casa como el colegio estaban lindados con la presidencia, se trasladaron a la Av. Juárez 12, habitación y escuela el 19 de febrero. Con el recrudecimiento de la persecución religiosa fue necesario cambiar de domicilio constantemente y el día 31 de junio de 1926 las hermanas fueron repartidas dos en cada casa particular debido a que como los padres Franciscanos ya no ejercían su ministerio no podían seguir dándoles su manutención además de la inseguridad a causa de dicha persecución.

simbología del escudo

SIGNIFICADO DE CADA ELEMENTO

CORDÓN FRANCISCANO:

Símbolo de la comunión fraterna, los tres nudos representan la vivencia de los valores Evangélicos, Marianos y Franciscanos, que caracterizan a la comunidad educativa HFIC.

LIBRO:

Símbolo de la ciencia, del conocimiento y la sabiduría; muestra las posibilidades que la institución ofrece a los estudiantes de formarse y convertirse en miembros constructivos de la sociedad a través de la formación integral. Las hojas del libro representan las dimensiones humana, espiritual y académica que integran el proceso educativo. Símbolo del crecimiento personal y la esperanza, de la armonía con la naturaleza y del compromiso del cuidado de la casa común.

LA VIÑA:

Las líneas o surcos que aparecen en el libro, representan el campo privilegiado de formación y acción donde se cultivan, promueven y transmiten los valores del Reino y el carisma congregacional que constituyen el centro de la espiritualidad HFIC, teniendo en grado máximo la dignidad de la persona.

LUZ DEL SOL NACIENTE:

Los rayos de la luz del sol que aparecen en el horizonte, determinan la misión de La Pastoral Educativa HFIC, de iluminar la viña del Señor ofreciendo a la comunidad educativa una formación de calidad desde los valores del Evangelio, para que ellos a su vez mediante la realización de su vocación iluminen a la familia y su entorno.

FONDO GUINDA:

Es el color de las fraguas en que se purifica y forja el hombre nuevo. Se trata de potenciar la formación de la interioridad del ser humano.

FONDO AZUL:

Representa nuestra espiritualidad marina de la cual deriva la importancia de la viviendade las virtudes, especialmente la pureza, la obediencia a la voluntadde dios, la humildad y la sensibilidad ante las necesidades del otro.

MARCO DORADO:

El dorado se asocia con los grandes ideales. Representa honor y lealtad ya que al educar enaltecemos la dignidad de la persona.

FILOSOFÍA

NUESTROS VALORES

Misericordia

Es una manifestación del amor evangélico y la disposición ante las necesidades del que sufre, se manifiesta en amabilidad, escucha, generosidad, solidaridad, comprensión, perdón y reconciliación.

Libertad

Capacidad de tomar decisiones, fundada en la verdad, que iluminada por la fe, conduce al rechazo del pecado y a la apertura de la gracia, acogiendo plenamente las inspiraciones del Espíritu Santo.

Oración

Encuentro del hombre con Dios en el que dialoga con Él, participa de sus dones y recibe la gracia para traducir en actos concretos de fe, esperanza y amor los acontecimientos cotidianos de la vida.

Pureza

Virtud que consiste en amar a Dios con alma y corazón limpio, y evitar en cuanto sea posible los pecados que cometemos. Se manifiesta en la transparencia nítida y plena de la huella de Dios en nosotros, reflejo de su belleza.

Fraternidad

Experiencia cercana, cordial, cariñosa, delicada y alegre de unidad con el hermano que se fundamenta en el amor de Cristo, por lo que nos reconocemos y sentimos hermanos e hijos de un mismo Padre, dispuestos a realizar fielmente la voluntad de Dios como misión común.

Minoridad

A ejemplo de Jesús, que siendo rico se hizo pobre, para que fuéramos colmados de la riqueza de Dios, Francisco nos invita a vivir en actitud de servicio y desprendimiento a fin de compartir con los demás los dones que de Dios hemos recibido.

Armonía con la Naturaleza

Compromiso de promover el cuidado y defensa de la vida y la naturaleza, al estilo de San Francisco, amándola, respetándola y reconociendo, que toda la creación es obra de Dios y casa del ser humano.

Paz

Como fruto del Espíritu Santo, consiste en establecer relaciones armónicas con Dios, las personas y los demás seres de manera respetuosa. Es vivir interiormente en una actitud cristiana para asimilar los dones de Dios y entregarnos a trabajar por el bien y la prosperidad de los demás, al modo de San Francisco quien fue un hombre e instrumento de paz.

CARISMA FRANCISCANO

Nuestro carisma proviene del espíritu del Santo de Asís que en su vida, siempre y en todas partes irradió amor, paz, alegría y espíritu de servicio. De ahí, el especial énfasis en el trato amable, respetuoso y cordial entre todos los miembros de la comunidad educativa, especialmente con nuestros alumnos.

Nos proponemos hacer realidad el compromiso de cultivar aquello que significa ser discípulos de Jesucristo y miembros vivos de la Iglesia.

La educación que brindamos en el Colegio , se inspira en la tradición milenaria del humanismo cristiano sin rechazar los aportes de las ciencias de la educación. Buscamos afanosamente el mejor método, la mejor estrategia, la técnica más moderna, pero sin poner en riesgo lo más sagrado que poseemos que es el ser más íntimo de la persona de los educandos.

Por esa razón las actividades religiosas dentro del Colegio, forman parte integral de la educación de nuestros niños y jóvenes en cada una de sus etapas, fortaleciendo el espíritu de servicio inspirado por Jesús, Nuestra Madre la Virgen Santísima y San Francisco de Asís.

DIRECTIVOS

Directora General

Ma. Guadalupe Contreras Rivas

Directora de Sección Preescolar

Lucina Frias

Directora de Sección Primaria

Cecila Santis López

Directora de Sección Secundaria

Nelida Tenorio

Directora de Sección Bachillerato

Ma. Guadalupe Contreras Rivas